Francisco Rodríguez Tejedor

Francisco Rodríguez Tejedor, nació en Sacecorbo, un pueblo de La Alcarria de Guadalajara, en 1957, aunque reside habitualmente en Madrid.
Cursó estudios de Economía y de Finanzas Internacionales y actualmente trabaja como ejecutivo en el Negocio Global de un gran banco multinacional español.
Se inició en la poesía y el relato, donde ha obtenido varios premios. En plena madurez, decidió abordar su primera novela: El día que fuimos dioses, que le ha ocupado los últimos cuatro años
Es una obra ambiciosa y de trabajada arquitectura, cuidada hasta el mínimo detalle, escrita con realismos pero, también, con ternura, incluso en los pasajes más intensos y crudos de la novela.
Ofrece, a través de un caleidoscopio de personajes, casi siempre al límite, una visión profunda de la naturaleza humana y de sus grandes pasiones: el amor, el sexo, la vida y la muerte, que no han cambiado sustancialmente en el tiempo ni tampoco difieren, y no se debe a la globalización, en Tokyo, Hongkong, Sevilla o Madrid.
Una historia de amor, de amistad, de búsqueda, llena de sorpresas, en un escenario que lleva al lector por el Lejano Oriente y por lo más profundo de la geografía castellana y andaluza.

 

¿Cómo ve el panorama literario actual?

Hay un problema coyuntural, motivado por la crisis, que hace que las ventas hayan caído en este sector de forma importante, como ocurre también en otros: cine, música etc. Y se haya incrementado la descarga ilegal de contenidos.
Y otro estructural ligado a la minusvaloración de la lectura como forma de adquisición de cultura y vía de desarrollo personal, sobre todo en los jóvenes, que prefieren otros caminos más inmediatos, y por tanto menos reflexivos, ligados a la imagen en dispositivos móviles.
Pero, al mismo tiempo, y en mi opinión, sigue subsistiendo un núcleo de lectores, aficionados y apasionados de la lectura, que saben ver el valor de un buen libro a un precio, que podría aquilatarse más, sin duda, pero que todavía compara muy bien con ir al cine/teatro o tomarse unas copas.


¿Se le ocurre alguna propuesta para fomentar la lectura entre los más jóvenes?

Creo que el hábito de la lectura debe adquirirse desde niño: en la familia y en el colegio. Ahí queda todavía mucho por hacer.
Otra vía es potenciar las adaptaciones literarias a formatos modernos: cine, televisión, juegos etc. Que siempre lleva a buscar el original. Por último abaratar el precio de los libros y profundizar en el formato digital.


¿Qué recomendación le daría a los futuros escritores?

Creo que los verdaderos escritores no necesitan recomendación alguna. Como digo en el prólogo de mi novela “El día que fuimos dioses”, al escritor nadie le dice cuándo tiene que escribir y, mucho menos, el qué. Lo que tiene que decir ya lo dirá, cuando no le quepa en el pecho.
Escribir es una vocación y el que la tiene es porque cree firmemente que su voz es necesaria y, en cierto modo, única. Otra cosa es el “oficio” de escritor que busca el éxito comercial de la moda imperante. Para lo cual se necesita una técnica mercantil que se aprende como cualquier otra.


¿Cuándo decidió dedicarse a escribir?

Yo escribo desde que me acuerdo. Cuando era muy niño ya me gustaba escribir versos, diarios, cartas. También ha habido épocas de mi vida en que he escrito menos, pero siempre he tenido en mi cabeza ideas y proyectos literarios. Y siempre me he sentido escritor. Nunca he dudado de eso.

Pero solamente hace unos años, en la madurez, he sentido la necesidad , y me he sentido capaz, pleno ya de experiencias acumuladas, de escribir con regularidad y hacer llegar mi voz al público lector. En estos momentos escribir es lo más importante que yo siento que puedo aportar: a mí mismo y a los demás.


¿Cuál es su libro favorito?

No soy hombre de un solo libro. Podría citar El guardían entre el centeno de J.D. Salinger y La rosa de Camilo José Cela, entre otros muchos.


¿Recuerda cuál fue el primer libro que leyó?

No recuerdo un libro como tal. Creo que lo primero que recuerdo son los cómics: El capitán Trueno, Roberto Alcázar y Pedrín etc. Pero sí tengo muy nítido que, con unos ocho o nueve años, dibujaba mis propios cómics y los vendía a mis compañeros de colegio. Hay dos libros de mi juventud que me marcaron mucho: “El cielo está muy alto” de Frank Yerby y “Si hubiéramos sabido que el amor era eso” de Francisco Umbral.


¿Quién es su escritor favorito?

Es difícil elegir a uno solo. Pero detrás de su imagen polémica y discutida como pocas, la estatua literaria de Camilo José Cela, me parece de una importancia indiscutible, muy superior, en general, al resto . Un escritor de una pieza.


¿Qué libro está deseando leer?

Pues tengo ya preparado para estas vacaciones el último libro de Javier Marías, “Los enamoramientos”, que es otro escritor que me gusta muchísimo. Otro escritor de una pieza.


¿Con qué tres escritores le gustaría o le hubiese gustado tener una conversación literaria?

Con más de tres sin duda: elijo a Camilo José Cela, Francisco Umbral y Bécquer

.

¿Podría desvelarnos alguno de sus próximos proyectos?

Actualmente me encuentro trabajando en 3 proyectos literarios:

. La próxima publicación de un libro de relatos de temática amorosa prevista para fin de año.

.Una nueva novela que previsiblemente saldrá a finales de 2013.

.Un libro de viajes en estadio inicial.


Si le pidiera que nos citases algún Premio Nobel  de Literatura, ¿a quién nombraría?

No todos los Nobel, ni mucho menos, han tenido influencia en mí. Pero los poetas Pablo Neruda, Vicente Aleixandre y el ya mencionado Camilo José Cela, entre otros, sí.


Ya sabe que la búsqueda de la inspiración es una actividad común entre los escritores, ¿es este su caso?

No siento que yo tenga problemas de inspiración. Pero sí creo que tampoco hay que apresurarse o angustiarse. Me gusta dejar que calen en mi interior y me empapen bien empapado las ideas, los argumentos, los personajes. Para mí el quid de la cuestión es encontrar la “atmósfera” adecuada para narrar una historia. No la historia en sí. Al final, si estoy bloqueado, o tengo algún problema para continuar, lo que he descubierto es hay que dejar expresarse a tu voz, personal e íntima, que siempre saldrá adelante, salvo que la hayas constreñido para imitar a alguien de éxito, por ejemplo.


Nombre tres libros que se llevaría a una isla desierta.

Pues más de tres sin duda. Pero en primer lugar me llevaría un compendio de poesía española, por ejemplo “Los mil mejores poemas de amor”, recopilación de Luis María Ansón, y la novela que estoy escribiendo actualmente. A partir de ahí, una maleta llena.


¿Qué opina de la digitalización literaria que se está llevando a cabo durante los últimos años?

La veo muy bien. Debería abaratar el libro y hacerlo muy accesible. No creo que deba haber inquietud porque desaparezca el libro en papel. Eso no ocurrirá. Tus mejores libros siempre querrás tocarlos, olerlos, además de leerlos. Permitirá también una “democratización” de escritores. Todo el mundo podrá escribir y colgarlo gratis, o casi gratis, en cualquier soporte digital. Pero después de esta etapa inicial, quedarán aquellos escritores de raza, que no serán muchos, como ha ocurrido siempre.


¿Cuál es su personaje literario favorito?

Pues Don Quijote y Sancho que son, sin duda, los dos personajes más importantes que ha dado la Literatura Universal. Y también Romeo y Julieta, los amantes por antonomasia, siendo el amor el argumento literario por excelencia.


¿Y el de su niñez?

Un capitán de 15 años, de Julio Verne, me marcó durante aquellos años, junto a personajes del cómic de aquella época.


¿Tiene alguna manía a la hora de escribir?

No creo. Escribo de noche y de día. En silencio y con música. Y en cualquier lugar. Solamente para repasar necesito una gran soledad.


¿Qué libro está leyendo actualmente?

Estoy leyendo “Viaje a los rayanos”, de mi paisano y amigo Antonio Casado Herrera y releyendo “Mañana en la batalla piensa en mí”, de Javier Marías.


¿Tiene alguna página o blog personal?

Sí, “El día que fuimos dioses”, donde además de recoger noticias sobre mi novela publico relatos y poemas.www.eldiaquefuimosdioses.blogspot.com.