Queísmo

 

Según la RAE, el queísmo es la supresión indebida de una preposición (generalmente “de”) delante de la conjunción “que”, cuando la preposición viene exigida por alguna palabra del enunciado.

 

Ejemplos (ambos incorrectos):

 

  • *Me enteré que venía.
  • *Se alegró que vinieras.

 

La forma más sencilla de evitar este error es sustituir la oración subordinada -desde que hasta el final- por la palabra eso.

 

  • Se alegró de que vinieras. –> Se alegró de eso. –> Correcta.
  • *Se alegró que vinieras. –> *Se alegró eso. –> Incorrecta.
  • *Me contó de que él había tenido un accidente. –> *Me contó de eso. –> Incorrecta.
  • Me contó que él había tenido un accidente. –> Me contó eso. –>Correcta.

 

Este truco no funciona siempre, desafortunadamente.

 

No hay que olvidar la preposición en estos casos:

 

  1. Cuando el verbo lleva -se y una preposición obligatoria (verbos pronominales con complemento régimen): fijarse en – Me fijé EN QUE llevaba pantalones nuevos. // acordarse de – Me acordé DE QUE tenía que llamar a Pepita.
  2. Cuando el verbo lleva obligatoriamente una preposición (verbos con complemento régimen): convencer de algo – Me convenció DE QUE me presentara al examen. // insistir en algo – Me insistió EN QUE sacara dinero del cajero.
  3. Cuando el sustantivo o el adjetivo lleva obligatoriamente una preposición: ganas de algo – Tengo ganas DE QUE llegue mi cumpleaños. // convencido de algo – Estoy convencido DE QUE perderá las elecciones.
  4. Con hasta el punto de que, caber duda de, haber duda de, caer en la cuenta de, darse cuenta de, pero NO tener en cuenta: No se da cuenta DE QUE le está tomando el pelo. // No tiene en cuenta QUE los precios han subido.
  5. Los verbos informar, advertir, avisar, cuidar, dudar pueden llevar de o no: EFE informa DE QUE el presidente Putin ha aterrizado en Madrid. // EFE informa QUE el presidente Putin ha aterrizado en Madrid.

 

Jamás hay que usar el de cuando la oración subordinada es el sujeto de la frase. El ejemplo *Le preocupa DE QUE no hayas llegado todavía es incorrecto. En estos casos, como he dicho arriba, basta con sustituir que no hayas llegado por eso: *Le preocupa DE eso.