Teresa Oteo Iglesias

Esta autora nació en Madrid el 18 de septiembre de 1970. Cursó sus estudios de Filología Inglesa y Magisterio en la Universidad Complutense de Madrid y actualmente trabaja como maestra en un centro público de esta Comunidad.

Casada, con dos hijos de 6 y 12 años y amante de la literatura desde la infancia, Teresa empezó a escribir como una necesidad personal de expresión y de compartir. Es alumna del Taller literario “El desván de la memoria” dirigido por Ramón Alcaraz y algunos de sus micros han sido publicados en portales literarios como Canal Literatura y revistas virtuales, también ha colaborado en distintos proyectos literarios con participaciones on line.

Sus escritos se pueden leer en su blog:

http:// puntosuspensivos-teriri.blogspot.com

Actualmente trabaja en una recopilación de microrrelatos y en un proyecto que espero se convierta en su primera novela.

 

En la quietud de la noche

En la quietud de la noche me habla tu silencio,

palabras vacías que no tienen futuro.

En la quietud de la noche se escuchan los ecos

de tormentas y gritos y susurros y sueños.

En la quietud de la noche añoro el espacio

que ocupaba tu cuerpo tan cerca del mío.

En la quietud de la noche solo existe un abismo,

un océano negro, un vacío infinito.

En la quietud de la noche me duele tu ausencia,

lágrimas que tiñen mi almohada de sombras.

En la quietud de la noche me abandono a la nada,

luciérnagas que mudan a otro espacio mi alma.

En la quietud de la noche se cerraron mis ojos

cuando sentí tu aliento que rozaba mi piel.

En la quietud de la noche agoté mis latidos,

voy siguiendo tu estela, tu oscuridad me ilumina.

 

Hay oscuridad en tí

Hay oscuridad  en ti;

la siento cuando me miras,                         

cuando tu alma me roza,

con sus alas de poesía.

Hay oscuridad en ti;

la siento cuando me miras,

cuando me rozan tus labios

y me acaricia tu risa,

cuando tus manos me besan

deleitándose sin prisa.

Hay oscuridad en ti;

crepúsculo, fuerza, energía,

negrura, alborada, alba,

tinieblas que me  iluminan

el corazón y la vida.

Hay oscuridad en ti;

y hay más en mí todavía.

Somos dos almas oscuras

navegando a la deriva.

                                          

 

Viajar contigo

Quiero que leas en mi cuerpo

el  guion de tu destino,

que descubras la poesía

releyéndola  conmigo.

Quiero que el mapa de mi piel

sea tu océano infinito

sumergiéndote  en  mis ojos

como en un profundo abismo.

Quiero que veas en mi espalda

el remanso de un suspiro

y cada lunar te susurre

un lindo cuento al oído.

Quiero que hables sin hablar

sintiendo cada latido

y  sea mi corazón

la brújula de tu camino.