Juan José Macías

 

Fecha nacimiento 16/07/1990.

Estudiante Universitario de Licenciatura en Psicología. Empleó la escritura como catarsis desde no hace más de un año. Gracias a un profesor que tuvo, se motivó en el cultivo de las artes. Da clases particulares de Filosofía en momentos libres, sin ninguna remuneración.
 

¿Vives o existes?

Un momento, ¿Qué hago aquí?, mis bolsillos están llenos pero mi corazón vacío. Una vida entera dedicada a mi trabajo, a mis posesiones, a mi avidez, a tener y parecer, en lugar de ser.

Después de salir del  hipnótico trance  inducido por el capitalismo, es hora de hacer balance de mi vida. Creo que estoy despertando, la luz que refracta en mis ojos ya no es la misma, ahora puedo ver, aunque todavía me escuecen los ojos. Siempre buscando algo que no he encontrado, no necesitaba buscarlo, suponía un vacío interno que debía llenar con objetos insulsos del exterior, no existe ese vacío, ¡Ay!Me siento tan desgraciado… Más que mi tiempo me he malgastado a mí mismo, me he dado cuenta de que la búsqueda es el proceso del producto de encontrar, a la par que antagónicos, encontrar es la tentación que obliga a la búsqueda a no buscar, más bien a encontrar ineludiblemente, la búsqueda se burla encontrando lo primero que no busca, pues esta es ciega e ignorante, sólo desea poseer, codicia irreversible que se auto-fagocita impulsándose hacia el impulso cual gota contorsionista que obnubila mi pasadizo al mundo exterior, maniata mi capacidad reflexiva, es una involución reincidente, necesidad burlesca que adoctrina y dogmatiza mi visión lúcida y preclara. El consumismo no se conforma con formar y deformar, te transforma hasta que lo consumido es el consumidor. La crisis del sistema se refleja en mi crisis existencial, es indicativo de que algo hemos hecho mal y no hay vuelta atrás, tenemos que cambiar.

Por eso, si buscas encontrarás lo que no buscas, pues buscarás sin necesidad de buscar si no de encontrar, si no buscas, encontrarás lo que buscas. Mientras tanto, párate y observa, respira, observa a tú alrededor, sin juicios, respira de nuevo, ¿No es maravilloso?, Ahora podemos empezar de nuevo.